Dúas cancións feministas

Estándar

Facendo Educación para a Igualdade coa música, achegamos a versión feminista da tradicional canción infantil “Arroz con leche, me quiero casar…” cunha letra ben distinta para aprender a ser homes e mulleres máis libres nunha sociedade igualitaria.

“Arroz con leche, yo quiero encontrar a una compañera que quiera soñar. Que crea en sí misma y salga a luchar, por conquistar sus sueños de más libertad. Valiente sí, sumisa no. ¡Feliz, alegre y fuerte te quiero yo!”, di a nova letra que existe desde hai algúns anos, pero que se fixo famosa este pasado 8 M de 2022

E para a xente moza, un dos temas da cantante Rozalén, “Yo no renuncio“, que é toda unha declaración de principios para a liberación das mulleres, rachando cos estereotipos.

A canción forma parte do proxecto “Canciones para los que no quieren escuchar” de DKV que busca concienciar á poboación, especialmente ás mulleres e ás nais en particular, sobre a importancia do autocuidado e de estar ben física e emocionalmente. A través de numerosas testemuñas compartidas por Laura Baena, fundadora do “Club de las Malasmadres”, a cantautora compuxo esta canción que trata de estar ben unha mesma para poder estar ben cos demais.

Ao final tedes a letra da canción que é de imprescindible lectura.

Letra: Nadie me ha explicado nunca, el contrato indefinido, toda la letra pequeña que conlleva ser mujer. Desde que me dio la vida una madre ensangrentada y arrancó una de sus alas para así verme crecer. Querrán que seas perfecta, cariñosa y estudiosa muy paciente y eficiente. Súper Woman. Súper Zen. Y que tengas preparado siempre un bizcocho casero, la casa bien recogida. Perfumada hasta los pies. Me han llamado mala madre, mala hija, mala amante por no querer renunciar a mis sueños, a mis planes a mi misma y a mis dudas. A mi alma, a mis locuras, a mi propia identidad. Si es así pues con orgullo ante tus acusaciones yo más bien prefiero ser imperfecta mujer. Yo no quiero renunciar a mi propia libertad Si es así yo me permito ser imperfecta mujer Yo nací para luchar. Yo nací para serme fiel. Nadie ama a todas horas, todos los días del año. Voy a permitirme ser lo que yo quiera ser. Voy a pedirle a la culpa que abandone para siempre este cuerpo y esta mente, que saque de mi pecho su dolor. Por si no llego a todo. Por si me tiembla el pulso. Que me esfuerzo cada día por ser mi mejor versión. Voy a tejer con mimo unas telas de cariño y a todas mis compañeras las arroparé sin juicio. Voy a quererme mucho, a regalarme tiempo, a cuidar mis emociones con orgullo y con respeto.

Os comentarios están pechados.